Renovación o reemplazo de la tarjeta verde

Resumen general

Todos los días, miles de personas ingresan a EE.UU. desde otros países. Algunos regresan a sus hogares tras haber estado ausentes. Algunos viajan a visitar familiares, de vacaciones, para trabajar, o se mudan de manera definitiva a EE.UU. Sea cual sea el motivo, toda persona que ingrese a EE.UU. debe contar con los documentos necesarios para probar que tiene derecho legal a ingresar en el país.

Muchas personas tienen permitido permanecer en EE.UU. solo durante un período limitado y para un propósito específico.  Por ejemplo, una persona que esté de vacaciones en EE.UU. solo tendrá permitido permanecer durante unas pocas semanas para realizar actividades turísticas.  Esta clase de visitante no tendrá permitido trabajar en EE.UU.  Algunas personas pueden tener permitida la estancia durante unos pocos años por vez para trabajar, pero se los restringiría a un determinado empleador. Esta clase de personas que viajan a EE.UU. son denominados no inmigrantes.  Tienen permitido permanecer en EE.UU. durante un tiempo limitado y por motivos limitados.

Nota importante: Los no inmigrantes tienen permitido permanecer en EE.UU. durante un período establecido y con un propósito limitado, que se determinan por el tipo de visa de no inmigrante que se les haya otorgado.

Otras personas que viajan a EE.UU. tienen permitido vivir y trabajar en EE.UU. sin restricciones.  A estas personas se las denomina inmigrantes.  Tienen permitido permanecer en EE.UU. durante una cantidad de tiempo ilimitada y pueden participar en cualquier actividad legal, incluido el trabajo y el estudio.

Nota importante: Los inmigrantes tienen permitido permanecer en el país durante una cantidad de tiempo ilimitada y pueden participar en cualquier actividad legal.

Por lo tanto, a pesar de que en la cultura popular describamos a todos los visitantes extranjeros que viajan a EE.UU. como “inmigrantes”, técnicamente la mayoría de los ciudadanos extranjeros que ingresan a EE.UU. cada año son “no inmigrantes”.  Nos reservamos la palabra “inmigrante” solo para la cantidad selecta de ciudadanos extranjeros a los que no se les otorgó el derecho a vivir y trabajar en EE.UU. de manera permanente. Cada persona admitida legalmente en EE.UU., ya sea que se admita como inmigrante o no inmigrante, debe mostrar una visa válida para que se le permita ingresar en el país.

La visa es como un pase.  Los no inmigrantes reciben visas de no inmigrante, o pases, que les permiten permanecer en EE.UU. durante un período establecido y para un propósito establecido.  Los inmigrantes ingresan a EE.UU. con una visa de inmigrante, o un pase, que les permite permanecer en el país durante el tiempo que deseen.  A un inmigrante que ingresó a EE.UU. se le otorga una tarjeta de registro de extranjero o tarjeta verde.  La tarjeta verde es la documentación que acredita que se otorgó al inmigrante la residencia permanente en EE.UU. La persona que recibe una tarjeta verde es denominada residente permanente legal.

Nota importante: La tarjeta verde le permite a una persona vivir y trabajar en EE.UU. sin ninguna restricción de tiempo.

La tarjeta verde puede otorgarse a personas que han ingresado a EE.UU. con una visa de inmigrante.  Pero también puede otorgarse a personas que ya se encuentren legalmente en EE.UU. Existen varias opciones diferentes para solicitar una tarjeta verde estando en EE.UU. o en otro país. Independientemente del método que se utilice para obtener una tarjeta verde, el resultado final es el mismo.  Los residentes permanentes legales tienen permitido vivir en EE.UU. por un período ilimitado, trabajar en algún puesto para el que estén calificados, estudiar en alguna institución educativa que los admita, visitar cualquier lugar de EE.UU. y participar en muchas otras actividades.

Nota importante: Existen muchas maneras diferentes de obtener una tarjeta verde, pero no importa el método que se use, cada residente permanente legal tiene el derecho ilimitado de vivir en EE.UU. durante un período ilimitado y de realizar cualquier actividad legal que deseen.

Renovación de la tarjeta verde

Una vez otorgada la tarjeta verde, los residentes permanentes legales no tienen que realizar acción alguna para extender o garantizar su condición en EE.UU. Es difícil perder la condición de residencia permanente sin realizar activamente una acción, ya sea para abandonar la condición o que vaya en contra del propósito de la tarjeta verde.  Los residentes permanentes legales tienen el derecho ilimitado de vivir en EE.UU. de manera permanente.  No obstante, los residentes permanentes legales deben mantener documentación de su condición legal en EE.UU.

Nota importante: La condición de residente permanente legal nunca se vence a menos que la persona voluntariamente renuncie a la residencia permanente o actúe de modo contrario al propósito de la tarjeta verde.

La tarjeta verde actual por lo general tiene una validez de 10 años.  A pesar de que la tarjeta verde tiene fecha de vencimiento, la condición de residente permanente de una persona nunca expira. Una vez que una persona recibió la condición de residente permanente, nunca se le podrá quitar a menos que renuncie voluntariamente a ella o actúe de modo contrario al propósito de la tarjeta verde.  La tarjeta verde en sí misma es simplemente un documento oficial de la condición, similar a un documento de identidad.  Independientemente de la validez de la tarjeta, la condición de la persona se mantiene igual.

Nota importante: La tarjeta verde es simplemente un documento de la condición de una persona.  Independientemente de la validez de la tarjeta verde, la condición legal de la persona no se ve afectada.

¿Qué sucede cuando la tarjeta verde expira?

Una tarjeta verde vencida no elimina la condición legal del residente permanente, pero puede afectar los derechos y las obligaciones de la persona.  Los titulares de tarjetas verdes mayores de 18 años deben tener, por ley, una tarjeta verde válida en todo momento.  De no hacerlo, podrían recibir una condena por delito menor de hasta 100 USD de multa, o de hasta 30 días de prisión, o ambas penas, por cada delito individual.  Las condenas por no tener la documentación válida de la condición migratoria de una persona son poco frecuentes.  Sin embargo, después de los ataques del 11 de septiembre, el Gobierno presta cada vez más atención a este tipo de violaciones.

Nota importante: La imposibilidad de llevar la documentación apropiada de la condición legal en EE.UU. es un delito menor y puede tener como resultado una multa de 100 USD, o de hasta 30 días en prisión, o ambas penas, por cada delito.

Sin esta norma, sería difícil para los agentes del orden público establecer la diferencia entre una persona que tiene el derecho legal de estar en EE.UU. y una persona que no tiene ese derecho.  A pesar de que la condición legal del titular de la tarjeta verde es permanente, es importante mantener una tarjeta verde válida y vigente para demostrar la condición legal del titular.

La renovación de la tarjeta verde también garantiza que esta contenga todas las características de seguridad más recientes que sean implementadas por el Gobierno.

Tener una tarjeta verde vencida puede complicar las cosas a la hora de demostrar la condición legal para aceptar un nuevo empleo o para obtener beneficios, así como reingresar a EE.UU. después de un viaje internacional.

¿Cuándo se debe presentar la solicitud de renovación de la tarjeta verde?

Los residentes permanentes legales pueden solicitar la renovación de la tarjeta verde hasta seis meses antes de la fecha de vencimiento.  La solicitud de renovación no puede realizarse más de seis meses antes.

Nota importante: Las solicitudes de renovación de la tarjeta verde NO PUEDEN realizarse más de seis meses antes del vencimiento de la tarjeta verde actual.  Si la tarjeta verde de una persona ya expiró, se debe solicitar una renovación de inmediato.  No existe una sanción por presentación tardía, pero el individuo se arriesga a que lo sorprendan sin documentación válida de la condición.

Reemplazo de la tarjeta verde

Existen momentos en los que el residente permanente legal debe solicitar una nueva tarjeta verde antes del vencimiento de su tarjeta actual. Por ejemplo, si la tarjeta fue robada o extraviada, se puede solicitar una tarjeta de reemplazo.

Nota importante: Si la tarjeta verde fue robada, se debe realizar un informe policial formal.  Se debe presentar una copia del informe policial junto con la solicitud de reemplazo como prueba de que la tarjeta fue robada.

La tarjeta verde también se puede reemplazar si contiene un error.  Por ejemplo, si una persona recibe su primera tarjeta verde y el nombre está mal escrito, puede solicitar de inmediato el reemplazo de la tarjeta para que se corrija el error.

Si el error se debe a un descuido del Gobierno (por ejemplo, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos escribió mal el nombre de la persona, a pesar de que el nombre en la solicitud original estaba bien escrito), el solicitante no deberá pagar la tarifa de reemplazo. Si el error se cometió debido a que se colocó información incorrecta en la solicitud, el solicitante deberá pagar la tarifa de reemplazo.  Por lo tanto, es importante conservar una copia de la solicitud original para probar si el error fue del Gobierno.

Nota importante: Es importante guardar una copia de la solicitud de la tarjeta verde.  Si la tarjeta verde tiene un error, la copia de este documento servirá para demostrar si el error fue del Gobierno o del solicitante.

Otras solicitudes posteriores a la tarjeta verde

Además de solicitar la renovación y el reemplazo de la tarjeta verde, el residente permanente legal puede necesitar presentar otras solicitudes relacionadas con la tarjeta verde en el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS).  A continuación se proporciona una breve descripción.  Cada tipo de solicitud se describe más detalladamente en Mantención de la condición.

Permiso de Reingreso

Los titulares de la tarjeta verde tienen permitido vivir y trabajar en EE.UU. sin ninguna restricción de tiempo.  También pueden viajar libremente dentro de EE.UU. y fuera del país. Sin embargo, los titulares de tarjetas verdes están obligados a residir de manera “permanente” en EE.UU. La residencia permanente en EE.UU. significa que una persona ha adoptado a EE.UU. como su hogar.  Es mucho más que simplemente llamar hogar a EE.UU.  El USCIS tendrá en cuenta si una persona tiene bienes inmuebles en EE.UU., tiene cuentas bancarias en EE.UU., está empleada en EE.UU., tiene familia en EE.UU. o participa activamente en organizaciones de la comunidad local como grupos religiosos o sociales, para determinar si la persona reside de manera permanente en EE.UU. Cuantos más de estos “lazos” tenga la persona con EE.UU., es más probable que el USCIS determine que esa persona efectivamente reside de manera permanente en EE.UU.

Las ausencias largas de EE.UU. pueden hacer suponer que la persona no reside de manera permanente en EE.UU., a pesar de que puede haber motivos legítimos para que un residente permanente legal tenga que viajar fuera de EE.UU. durante un período de tiempo extendido.

En estas situaciones, es importante que el residente permanente legal demuestre la necesidad temporal, pero a largo plazo, de viajar fuera de EE.UU. La solicitud de un permiso de reingreso es una manera proactiva para que el USCIS confirme la intención de una persona de residir de manera permanente en EE.UU.

Nota importante: Un permiso de reingreso es una manera simple en la que un residente permanente legal puede demostrar su intención de residir de manera permanente en EE.UU., especialmente cuando la persona tiene la necesidad de viajar fuera de EE.UU. por un período de más de 6 meses.

Ciudadanía

Convertirse en ciudadano estadounidense le otorga ciertos derechos a una persona, incluido el derecho a vivir y trabajar en EE.UU. y a recibir los servicios del Gobierno.  La ciudadanía estadounidense conlleva muchas ventajas diferentes en comparación con la residencia permanente.  Algunos de los beneficios más importantes son la capacidad de votar, la capacidad de ser funcionario electo, la capacidad de patrocinar a ciertos familiares para que obtengan la tarjeta verde sin período de espera, y la capacidad de entrar libremente en EE.UU. y salir de dicho país con un pasaporte estadounidense.  A diferencia de los residentes permanentes legales, los ciudadanos estadounidenses no deben solicitar un permiso de reingreso, independientemente del tiempo que estén fuera de EE.UU. Solicitar la ciudadanía estadounidense también elimina la necesidad de renovar la tarjeta verde cada 10 años.

Las personas pueden solicitar la ciudadanía en cuanto hayan cumplido con los requisitos de la ciudadanía.  Estos generalmente incluyen los requisitos de residencia y de presencia física. Los requisitos para obtener la ciudadanía estadounidense se describen más detenidamente en Mantención de la condición.