Mantención de la condición

Resumen

Como se mencionó antes, los titulares de la tarjeta verde tienen permitido vivir y trabajar en EE.UU. sin ninguna restricción de tiempo. Para preservar este privilegio, los residentes permanentes deben seguir algunas reglas básicas para mantener su condición.

Obligaciones de los residentes permanentes

Para mantener su condición migratoria, los residentes permanentes deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Cumplir todas las leyes locales, estatales y federales.
  • Pagar todos los impuestos sobre la renta locales, estatales y federales.
  • Los varones de entre 18 y 26 años deben inscribirse en el Servicio Selectivo (Fuerzas Armadas de EE.UU.).
  • Llevar prueba de la condición de residente permanente en todo momento.
  • Notificar al DHS sobre cualquier cambio de dirección dentro de los 10 días posteriores al cambio. El Formulario AR-11 es la notificación de cambio de dirección y puede presentarse en línea en http://www. uscis.gov.
  • No salir de EE.UU. de manera permanente ni mudarse a otro país para vivir allí de manera permanente. Si se debe viajar fuera de EE.UU. por un período prolongado, primero se debe obtener un permiso de reingreso. Se solicita mediante la presentación del Formulario I-131 y se debe proporcionar información relacionada con el viaje propuesto.

La violación de cualquiera de estas obligaciones puede considerarse una acción contraria al propósito de la tarjeta verde y puede tener como resultado la pérdida de la condición de residente permanente.

Obligaciones de los residentes condicionales

Los residentes condicionales obtienen una residencia en EE.UU. por un período probatorio. Además de los lineamientos anteriores, los residentes condicionales tienen la responsabilidad adicional de solicitar al USCIS que eliminen las condiciones sobre la residencia.

Renovación de la tarjeta verde

Una vez otorgada la tarjeta verde, los residentes permanentes legales no deben realizar acción alguna para extender o garantizar su condición en EE.UU. Es difícil perder la condición de residente permanente sin realizar activamente una acción, ya sea para abandonar la condición o que vaya en contra del propósito de la tarjeta verde. Los residentes permanentes legales tienen el derecho ilimitado de vivir en EE.UU. de manera permanente. No obstante, los residentes permanentes legales deben mantener documentación de su condición legal en EE.UU.

Nota importante: La condición de residente permanente legal nunca expira a menos que la persona voluntariamente renuncie a la residencia permanente o actúe de modo contrario al propósito de la tarjeta verde.

La tarjeta verde actual por lo general tiene una validez de 10 años. A pesar de que la tarjeta verde tiene fecha de vencimiento, la condición de residente permanente de una persona nunca expira. Una vez que una persona haya recibido la condición de residente permanente, nunca se le podrá quitar a menos que renuncie voluntariamente a ella o actúe de modo contrario al propósito de la tarjeta verde. La tarjeta verde en sí misma es simplemente un documento oficial de la condición, similar a un documento de identidad. Independientemente de la validez de la tarjeta, la condición de la persona se mantiene igual.

Nota importante: La tarjeta verde es simplemente un documento de la condición de una persona. Independientemente de la validez de la tarjeta verde, la condición legal de la persona no se ve afectada.

Los titulares de tarjetas verdes mayores de 18 años deben llevar, por ley, una tarjeta verde válida en todo momento. De no hacerlo, podrían recibir una condena por delito menor de hasta $ 100 de multa, o de hasta 30 días de prisión, o ambas penas, por cada delito individual. Las condenas por no tener la documentación válida de la condición migratoria de una persona son poco habituales, pero se dan. Después de los ataques del 11 de septiembre, el Gobierno presta cada vez más atención a este tipo de violaciones.

Nota importante: La imposibilidad de llevar la documentación apropiada de la condición legal en EE.UU. es un delito menor y puede tener como resultado una multa de $100, o de hasta 30 días en prisión, o ambas penas, por cada delito.

A pesar de que la condición legal del titular de la tarjeta verde es permanente, es importante mantener una tarjeta verde válida y vigente para demostrar la condición legal del titular. La renovación de la tarjeta verde también garantiza que la tarjeta contenga todas las características de seguridad más recientes que sean implementadas por el Gobierno. Es conveniente que los residentes permanentes legales soliciten la renovación de la tarjeta verde seis meses antes de la fecha de vencimiento. La solicitud de renovación no puede realizarse más de seis meses antes. No obstante, no existe una sanción por renovación tardía. Si la tarjeta verde de una persona ya expiró, se debe presentar una solicitud de renovación de inmediato.

Nota importante: Las solicitudes de renovación de la tarjeta verde NO PUEDEN realizarse más de seis meses antes del vencimiento de la tarjeta verde actual. Si la tarjeta verde de una persona ya expiró, se debe solicitar una renovación de inmediato. No existe una sanción por presentación tardía, pero te arriesgas a que te sorprendan sin documentación válida de la condición.

Permiso de Reingreso

Los titulares de la tarjeta verde tienen permitido vivir y trabajar en EE.UU. sin ninguna restricción de tiempo. También pueden viajar libremente dentro y fuera de EE.UU. Sin embargo, los titulares de tarjetas verdes están obligados a residir de manera “permanente” en EE.UU. La residencia permanente en EE.UU. significa que una persona ha adoptado a EE.UU. como su hogar. Es mucho más que simplemente llamar hogar a EE.UU. El USCIS tendrá en cuenta si una persona tiene bienes inmuebles en EE.UU., tiene cuentas bancarias en EE.UU., está empleada en EE. UU., tiene familia en EE. UU. o participa activamente en organizaciones de la comunidad local como grupos religiosos o sociales, para determinar si la persona reside de manera permanente en EE.UU. Cuantos más de estos “lazos” tenga el solicitante, es más probable que un oficial del USCIS determine que el solicitante reside de manera permanente en EE.UU.

Las ausencias largas de EE.UU. pueden hacer suponer que la persona no reside de manera permanente en EE.UU., pero puede haber motivos legítimos para que un residente permanente legal tenga que viajar fuera de EE.UU. durante un período extendido. Quizás una madre o un padre que vive fuera de EE.UU. esté muy enfermo y el residente permanente legal deba viajar para asistir a su progenitor. O quizás exista la oportunidad de trabajar o estudiar en otro país durante un período extenso, pero temporal. El residente permanente legal que tiene la intención de abandonar EE.UU. durante un período extenso debe solicitar un permiso de reingreso antes de abandonar EE.UU. Un período largo normalmente es un período superior a 6 meses, pero inferior a 2 años. Si bien la tarjeta verde puede utilizarse para reingresar a EE.UU. después de viajes inferiores a 1 año fuera de EE.UU., el permiso de reingreso tiene una validez de dos años y puede utilizarse en lugar de la tarjeta verde para el reingreso en EE.UU.

Nota importante: Una tarjeta verde válida puede utilizarse para reingresar a EE.UU. después de viajes al exterior que duren menos de 1 año.

La solicitud de un permiso de reingreso es una manera proactiva para que el USCIS confirme la intención de una persona de residir de manera permanente en EE.UU. El Gobierno reconoce que existen momentos en los que un residente permanente legal puede tener que abandonar EE.UU. por un período extenso. Por ejemplo, puede existir un encargo de trabajo en otro país. O puede haber un pariente gravemente enfermo fuera de EE.UU. que necesita asistencia. O quizás el residente permanente ha sido aceptado para realizar una prestigiosa pasantía en una universidad extranjera. En estas situaciones, es importante que el residente permanente legal demuestre la necesidad temporal, pero a largo plazo, de viajar fuera de EE.UU.

Nota importante: Un permiso de reingreso es una manera simple en la que un residente permanente legal puede demostrar su intención de residir de manera permanente en EE.UU., especialmente cuando la persona tiene la necesidad de viajar fuera de EE.UU. por un período de más de 6 meses.

La solicitud de un permiso de reingreso es simplemente una manera de demostrar la intención de residir de manera permanente en EE.UU. cuando un residente permanente legal tiene la necesidad de viajar durante un período largo fuera de EE.UU. El residente permanente legal no necesita solicitar un permiso de reingreso si estará de viaje durante menos de 1 año. La tarjeta verde puede utilizarse para reingresar en EE.UU. hasta 1 año después de haber partido. En esta situación, el inspector del puerto de entrada cuestionará al residente permanente legal que regresa acerca de sus lazos con EE.UU., tales como los mencionados anteriormente: bienes inmuebles, empleo,

cuentas bancarias, lazos familiares, grupos sociales y religiosos. Es importante que un residente permanente legal que regresa a EE.UU. después de un viaje internacional extenso lleve consigo la documentación actual sobre sus lazos con EE.UU. (papeles de propiedad, estados de cuenta bancarios, carta de empleo, etc.) en caso de que el oficial encargado de la inspección solicite pruebas. Si la persona recibió un permiso de reingreso, es probable que no se la cuestione extensamente al momento de regresar a EE.UU.

Nota importante: A pesar de no ser necesario a menos que se viaje por más de 1 año, tener un permiso de reingreso le facilitará a un residente permanente legal el demostrar su intención de residir de manera permanente en EE.UU. y de que lo admitan nuevamente en EE.UU. después de un viaje internacional.

Es necesario el permiso de reingreso para un residente legal que necesita viajar al exterior por más de 1 año y hasta 2 años. También es necesario un permiso de reingreso cuando el residente permanente no puede obtener un pasaporte extranjero válido para viajar.

En el caso inusual y extremo en que el residente permanente deba abandonar EE.UU. durante más de 2 años, deberá solicitar una visa de residente que regresa antes de ser admitido nuevamente en EE.UU.

En todos los casos, un viaje internacional de más de 6 meses puede causar que el USCIS dude sobre si un residente permanente legal ha abandonado su residencia permanente legal en EE.UU. Es importante que el residente permanente legal pueda documentar por completo su intención de continuar como residente permanente en EE.UU. Tal documentación puede incluir bienes inmuebles en EE.UU. (títulos de propiedad, estados de cuenta de hipoteca, contratos de alquiler/usufructo), empleo en EE.UU. (carta del empleador estadounidense, comprobantes de pago recientes), lazos financieros con EE.UU. (estados de cuenta bancarios, resúmenes de tarjeta de crédito, inversiones financieras), lazos familiares cercanos en EE.UU., actividad social o religiosa, u otras cosas que demuestren que el residente permanente legal ha adoptado a EE.UU. como su hogar.

Solicitud de ciudadanía

Beneficios de la ciudadanía estadounidense

Convertirse en residente permanente legal le otorga ciertos derechos a una persona, incluido el derecho a vivir y trabajar en EE.UU. y a recibir los servicios del Gobierno. La ciudadanía estadounidense conlleva muchas ventajas diferentes en comparación con la residencia permanente. Algunos de los beneficios más importantes son la capacidad de votar, la capacidad de ser funcionario electo y la capacidad de entrar libremente de EE.UU. y salir de dicho país con un pasaporte estadounidense.

A diferencia de los residentes permanentes legales, los ciudadanos estadounidenses no deben solicitar un permiso de reingreso, independientemente del tiempo que estén fuera de EE.UU. Otro beneficio importante de la ciudadanía estadounidense es la posibilidad de patrocinar a familiares para emigrar a EE.UU. A pesar de que los residentes permanentes legales también son elegibles para patrocinar a ciertos familiares para que emigren a EE.UU., el Gobierno de EE.UU. da mayor preferencia a los familiares de ciudadanos estadounidenses. Los residentes permanentes legales tienen permitido patrocinar solo a los cónyuges e hijos solteros para que obtengan la tarjeta verde de EE.UU. Los ciudadanos estadounidenses además son capaces de patrocinar a sus padres, hermanos o hermanas e hijos casados. Además, como se explicó antes en este cuadernillo, el cónyuge, los padres y los hijos solteros menores de 21 años de ciudadanos estadounidenses no deben esperar para obtener la tarjeta verde.

Este es un beneficio enorme ya que significa que estos solicitantes simplemente pueden presentar todas las solicitudes requeridas sin tener que esperar. Otros solicitantes de la tarjeta verde basada en la familia generalmente tienen que esperar años antes de que sean capaces de completar el proceso. El tiempo de espera promedio de una tarjeta verde basada en la familia actualmente es de 6 a 8 años, pero existen algunos solicitantes que han estado esperando durante más de 15 años. Es muy fácil ver cómo se ahorra tiempo al patrocinar a familiares como ciudadano estadounidense para que emigren a EE.UU.

Nota importante: La ciudadanía estadounidense tiene muchos beneficios no disponibles para los residentes permanentes legales, entre los que se encuentran el derecho al voto, el derecho a ocupar un puesto como candidato electo y mayor prioridad al momento de patrocinar a familiares para que emigren a EE.UU.

Estados Unidos también permite la doble ciudadanía. No se le solicita a una persona abandonar su nacionalidad extranjera para convertirse en ciudadano estadounidense. La doble ciudadanía, según las políticas del país extranjero, puede permitir al ciudadano con doble ciudadanía tener los máximos derechos y privilegios en ambos países, incluidos el derecho a la propiedad, el derecho al voto y el derecho a residir en cualquiera de los dos países sin restricciones.

Efecto de solicitar la ciudadanía sobre la renovación de la tarjeta verde

Solicitar la ciudadanía estadounidense también elimina la necesidad de renovar la tarjeta verde cada 10 años. La solicitud de ciudadanía puede presentarse en cualquier momento una vez que se cumplieron los requisitos. Si se presenta una solicitud de ciudadanía 6 o más meses antes del vencimiento de la tarjeta verde, no es necesaria la solicitud de renovación de la tarjeta verde. La ley especifica que si una solicitud de ciudadanía se presenta al menos seis meses antes del vencimiento de la tarjeta verde, el residente permanente legal no necesita obtener una nueva tarjeta verde. Aun cuando la tarjeta verde expire antes de que se otorgue la ciudadanía, la ley establece que la solicitud de ciudadanía será prueba de la condición legal. El residente permanente legal podrá solicitar la renovación de la tarjeta verde si lo desea, pero no es obligatorio. Esta excepción del requisito general de que todas las tarjetas verdes deben renovarse solo está disponible cuando la solicitud de ciudadanía se haya presentado al menos 6 meses antes del vencimiento de la tarjeta verde. Si la solicitud de ciudadanía se presenta menos de 6 meses antes del vencimiento de la tarjeta verde, incluso 1 día menos, el residente permanente legal deberá renovar la tarjeta verde de todas formas.

Por ejemplo, la tarjeta verde de John Smith vencerá el 1.º de diciembre de 2010. El Sr. Smith debe planear presentar la renovación de la tarjeta verde el 1.º de junio de 2010. El Sr. Smith ha sido residente permanente legal desde enero de 2001 y cumple con los requisitos para solicitar la ciudadanía estadounidense. Si el Sr. Smith solicita la ciudadanía estadounidense el 1.º de junio de 2011 o antes de esa fecha, no debe renovar la tarjeta verde. Según la ley, la solicitud de ciudadanía del Sr. Smith es una prueba aceptable de la condición legal en EE.UU. Si el Sr. Smith presenta la solicitud de ciudadanía el 2 de junio de 2010 o después de esa fecha, deberá renovar su tarjeta verde de todas formas. La evidencia de haber solicitado la ciudadanía menos de 6 meses antes del vencimiento de la tarjeta verde, incluso pasándose por 1 día, no es suficiente para documentar la condición legal del Sr. Smith. Todavía es residente permanente legal, pero a menos que solicite la renovación de su tarjeta verde, no tendrá documentación válida de su condición legal después del 1º de diciembre de 2010.

Requisitos generales para solicitar la ciudadanía estadounidense

Generalmente, los solicitantes que han sido residentes permanentes legales durante al menos 5 años, han residido en EE.UU. durante 5 años (sin viajes fuera de EE.UU. de más de 6 meses), y han estado presentes físicamente en EE.UU. durante al menos 2 años y medio, son elegibles para solicitar la ciudadanía estadounidense. El requisito de tiempo es menor para los cónyuges de ciudadanos estadounidenses y para determinados miembros del personal militar. (Consulta el Anexo F). Las ausencias extensas de EE.UU. influyen cuando se calculan los requisitos de presencia física y de residencia.

Preservación de la residencia

En algunas situaciones, el residente permanente legal que desee solicitar la ciudadanía y sepa con antelación que estará fuera de EE.UU. durante más de 1 año puede solicitar que se “preserve” su residencia en EE.UU. Esto le permitirá al residente permanente legal, que tiene la necesidad de salir de EE.UU. por importantes motivos laborales, evitar comenzar con los requisitos de residencia para la ciudadanía desde el principio.

Este beneficio está disponible solo para determinados miembros del personal militar estadounidense, trabajadores religiosos, trabajadores del Gobierno de EE.UU. y empleados de corporaciones de EE.UU. Esta solicitud se realiza mediante el Formulario N-470 y debe presentarse en el Centro de Servicios del USCIS que tenga control sobre la residencia del solicitante. La solicitud puede presentarse fuera de EE.UU., pero debe presentarse antes de que el solicitante haya estado afuera durante más de 1 año.

Las solicitudes de ciudadanía (o naturalización) se presentan mediante el Formulario N-400. Con excepción de los solicitantes de las fuerzas armadas, el Formulario N-400 y los documentos de apoyo se presentan en las ubicaciones designadas de direcciones de localidad segura (Lockbox) del USCIS según la residencia del solicitante. Las solicitudes de personal militar se presentan en el Centro de Servicios del USCIS de Nebraska.

Renuncia de la condición de residencia permanente

El residente permanente legal no está obligado a mantener esa condición. Si, por alguna razón, el residente permanente legal desea renunciar afirmativamente a su condición, puede hacerlo mediante el Formulario I-407: Abandono de la Condición de Residente Permanente Legal. Este formulario puede presentarse en cualquier Consulado de EE.UU. que lo acepte. Los solicitantes pueden verificar si un consulado en específico aceptará el Formulario I-407 en el sitio web del consulado. Los sitios web de la mayoría de los Consulados de EE.UU. pueden encontrarse en http://www.usembassy.gov. El abandono de la condición de residente permanente legal es irreversible, por lo que no se recomienda tomar la decisión a la ligera. El abandono de la condición de residente permanente legal significa abandonar todos los beneficios como titular de la tarjeta verde, incluida la capacidad para vivir, trabajar y estudiar con libertad en EE.UU. Si un residente permanente legal renuncia a su condición, ya no tendrá una base legal para permanecer en EE.UU. Si alguien decide renunciar a la condición de residente permanente, no se le prohíbe solicitar la condición de residente permanente nuevamente en el futuro. El solicitante deberá pasar por todo el proceso nuevamente. El tiempo y el costo involucrados en esto es algo en lo que debe pensarse antes de renunciar a la condición de residente permanente.