Escuelas de Denver se disculpan por la supuesta amenaza a maestros inmigrantes

Ana Alejo, portavoz de DPS, envió este viernes un comunicado a los medios locales indicando que se trata de un caso de "comunicación incorrecta" y ofrece disculpas

El distrito escolar de Denver, CO, cuenta con 20 maestros de educación bilingüe con visas H-1B (la mayoría, procedentes de México) y con otros tres maestros con visas J-1, aunque se desconoce cuántos de los 4.300 maestros de DPS son extranjeros sin residencia permanente. Foto EFE/Archivo
EFE

Denver, Colorado.- Las Escuelas Públicas de Denver (DPS), el mayor distrito escolar en Colorado (EE.UU.), se disculparon este viernes por haber dicho que reportarían ante Inmigración a aquellos maestros sin estatus permanente en el país que se sumen a una inminente huelga docente.

Ana Alejo, portavoz de DPS, envió este viernes un comunicado a los medios locales indicando que se trata de un caso de “comunicación incorrecta”.

“Nuestras sinceras disculpas por la ansiedad causada por este error. Vamos a corregir el malentendido inmediatamente”, expresó Alejo sin proveer detalles adicionales.

El mensaje original, compartido el jueves por maestros inmigrantes con la Alianza Popular de Colorado (COPA), y difundido luego en internet por esa organización, les solicitaba a los maestros con visas temporales de trabajo que indicasen si pensaban participar en la huelga.

DPS luego pasaría esa información al Departamento de Estados de Estados Unidos.

El mensaje fue enviado en nombre del Equipo de Respaldo Estratégico de Recursos Humanos de DPS y advertía a los maestros que la decisión de hacer huelga “impactaría” en sus casos.

También sugería a los docentes consultar con un abogado de inmigración sobre sus situaciones personales, especialmente aquellos con visas J-1 (para profesionales en programas de intercambio) y H-1B (para trabajadores extranjeros en ocupaciones especializadas).

Según las leyes federales vigentes, un empleador que cuente con trabajadores extranjeros temporales debe notificar a las autoridades federales correspondientes si alguno de ellos participa en una huelga, debido a que eso invalidaría las condiciones de empleo de esa persona.

El docente extranjero podría perder su visa no por participar en una huelga, sino porque la huelga modifica la “clasificación ocupacional” que le dio el empleo.

Si el empleador no envía la notificación en el tiempo especificado (usualmente tres días desde el inicio de la huelga), el Gobierno federal podría imponer multas.

Esta semana, los maestros votaron comenzar una huelga el próximo lunes 28, pero la intervención del Departamento de Trabajo estatal, solicitada por DPS para continuar con negociaciones salariales, postergaría esa fecha.

El distrito cuenta con 20 maestros de educación bilingüe con visas H-1B (la mayoría, procedentes de México) y con otros tres maestros con visas J-1, aunque se desconoce cuántos de los 4.300 maestros de DPS son extranjeros sin residencia permanente.

En el distrito de Denver, el 36 % de los 92.000 estudiantes no habla inglés como primer idioma. La cifra no incluye a unos 34.000 cuyo idioma natal es el español.

En esas escuelas, después del inglés y el español, el tercer idioma más hablado es el vietnamita, seguido del árabe.