Autoridades mexicanas en alerta ante posible regreso de migrantes desde EE.UU.

Las fuentes indicaron que no se recibirá a los repatriados que no sean nacionales de este país, o extranjeros con una condición previa legal, en suelo mexicano

Una pareja de hondureños que tras viajar con la caravana migrante ingresó a Estados Unidos, celebró el nacimiento de su segundo hijo en un hospital de San Diego, California. Ahora el gobierno de EE.UU. reitera que los solicitantes de asilo deberán esperar su trámite migratorio fuera del territorio estadounidense. Foto EFE/Archivo
EFE

Tijuana, México.- Autoridades de México se encuentran en alerta ante la posibilidad de que el Gobierno estadounidense comience a regresar a migrantes para que esperen en el país latinoamericano la resolución de sus solicitudes de asilo, informaron este jueves a Efe fuentes gubernamentales.

Las fuentes indicaron que no se recibirá a los repatriados que no sean nacionales de este país, o extranjeros con una condición previa legal, en suelo mexicano.

El presidente estadounidense, Donald Trump, reiteró este 24 de enero lo que ya había anunciado el 20 de diciembre pasado en el sentido que los ciudadanos no mexicanos pertenecientes a las caravanas que partieron desde Centroamérica y que ingresaron a Estados Unidos en busca de asilo tendrían que esperar en México a que se resuelva su trámite.

Las autoridades mexicanas señalaron a Efe que la instrucción precisa que tienen del Gobierno federal “es la de no recibir a ninguna persona repatriada de Estados Unidos que no sea nacional mexicano, o que tenga una estancia legal previa en este país por trámites previos realizados, o por haber estado viviendo aquí”.

Indicaron que “esa instrucción no ha cambiado” y que no se ha informado de manera oficial que se esté considerando algún cambio.

Por tanto, refirieron que de llegar migrantes a los “filtros” del Instituto Nacional de Migración (INM), en las fronteras se aplicarán los procedimientos que ya existen, y que en el caso de extranjeros sin estancia legal, procedería la deportación, según sea el caso.

Al margen de esto, afirmaron que se mantienen en alerta para cualquier contingencia o emergencia que se pudiese registrar por esta situación.

El mismo día en que Trump anunció en diciembre pasado que devolvería a México a los migrantes que accedieran al país irregularmente por la frontera común, incluidos los solicitantes de asilo, la cancillería mexicana indicó que su país aceptaría “por razones humanitarias y de manera temporal” el reingreso de algunos extranjeros provenientes de Estados Unidos.