Wisconsin reclama licencias de conducir con “Día sin Inmigrantes y Latinos”

"Vamos a realizar otra huelga, concentración y demostración de fuerza en el Capitolio de Madison (capital estatal) para demostrar una vez más la importancia de la contribución económica que hace el inmigrante a Wisconsin": activista

Como estos inmigrantes, miles realizarán una nueva demostración cívica en el llamado "día sin inmigrantes ni latinos", programada por activistas de Wisconsin para el primero de mayo. Foto archivo EFE/Jorge Mujica
EFE

Chicago, DC.- Activistas de Wisconsin organizan para el Primero de Mayo un nuevo “Día sin Inmigrantes y Latinos”, esta vez en apoyo de la restauración de las licencias de conducir para indocumentados, según anunció este jueves la organización Voces de la Frontera.

“Vamos a realizar otra huelga, concentración y demostración de fuerza en el Capitolio de Madison (capital estatal) para demostrar una vez más la importancia de la contribución económica que hace el inmigrante a Wisconsin”, declaró a Efe la activista Christine Newman Ortiz.

“Ese día, nadie trabaja, va a la escuela o consume”, señaló la activista, quien confía en presionar de esa manera a los legisladores demócratas y republicanos de la asamblea estatal para que trabajen juntos en la aprobación del presupuesto final.

Voces de la Frontera realizó una jornada de cabildeo el mes pasado, donde más de 1.000 personas convergieron en la sede de la asamblea legislativa en Madison, para tratar de convencer a los legisladores.

Según un comunicado de la organización, el resultado fue excelente porque muchos legisladores de ambos partidos entendieron que restaurar el acceso a las licencias, y de las identificaciones estatales para inmigrantes, “mejorará nuestra economía, fortalecerá la seguridad pública y mantendrá unidas a las familias”.

Sin embargo, para lograr un gran avance político y mantener las licencias en el presupuesto final, “necesitamos mostrar nuestra fuerza en número y el poder de nuestras contribuciones económicas”, agrega el texto.

La iniciativa fue incluida por el gobernador demócrata Tony Evers en el presupuesto estatal, que debe ser aprobado antes del 1 de julio.

Voces de la Frontera recuerda que ya realizó con éxito una movilización de este tipo, en 2016 para detener la aprobación de una ley anti “santuario”, y en 2017 cuando se impidió el ingreso del Condado de Milwaukee en el polémico programa 287g de Inmigración.

En 2018, la organización también hizo la convocatoria para protestar contra el alguacil del condado de Waukesha, el más conservador del estado, a quien acusaron de querer legalizar la discriminación contra los inmigrantes.

Newman Ortiz dijo que el impacto de los días sin latinos o inmigrantes ha sido “muy fuerte”, porque Wisconsin depende de los trabajadores inmigrantes en el sector agrícola, hostelería e industrias.

Wisconsin emitió licencias de conducir hasta el año 2007 sin exigir el número de seguro social o preguntar por el estatus migratorio, pero dejó de hacerlo al entrar en vigencia las exigencias de seguridad contempladas en la ley REAL ID.

De aprobarse el propuesto por el gobernador Evers para 2019-2021, que incluye la restauración de las licencias sin condiciones, se estima que serían beneficiadas de inmediato unas 32.000 personas, de las cuales 22.000 trabajan en granjas e industria lechera, que dependen en gran medida de la mano de obra inmigrante.