La mayoría de los ciudadanos se oponen a la política migratoria de Trump

De acuerdo con el sondeo elaborado por la cadena de televisión ABC y el diario The Washington Post, un 64 % desaprueba la declaración de emergencia nacional firmada por el mandatario el pasado 15 de febrero para obtener dinero con el que construiría su muro fronterizo, y apenas un 34 % apoya la medida

Una vista general donde aparece el muro fronterizo entre México y Estados Unidos en la frontera de Tijuana (México) y San Diego (California). El gobierno del presidente Donald Trump ha priorizado el tema migratorio y sigue políticas que son rechazadas por la mayoría de ciudadanos estadounidenses, según reciente encuesta. Foto archivo EFE/David Maung
EFE

Washington, DC.- El 64 % de los ciudadanos se opone a la decisión del presidente Donald Trump de declarar una emergencia nacional para construir un muro en la frontera con México y solo el 30 % apoya la propuesta del Gobierno de endurecer los requisitos para lograr el asilo, según una encuesta publicada el 30 de abril.

De acuerdo con el sondeo elaborado por la cadena de televisión ABC y el diario The Washington Post, mientras que un 64 % desaprueba la declaración de emergencia nacional firmada por el mandatario el pasado 15 de febrero para obtener dinero con el que construir su muro fronterizo, apenas un 34 % que apoya la medida.

Con esta maniobra, la Casa Blanca buscaba esquivar la negativa del Congreso a sufragar el proyecto, transfiriendo 6.000 millones de dólares del Pentágono: 2.500 millones de su partida para la lucha contra el narcotráfico y 3.500 millones de su presupuesto para construcción de instalaciones militares.

Respecto a la posibilidad de endurecer la legislación relativa a las solicitudes de asilo, un 34 % de los encuestados defendió que lo mejor es no cambiar las leyes actuales frente a un 30 % que abogó por endurecer los requisitos de acceso. Un 27 % sostuvo que lo correcto sería facilitar el acceso a los solicitantes de asilo.

Trump ordenó el lunes 29 impulsar nuevas normas para cambiar el sistema de asilo que incluirían cobrar una tasa por presentar solicitudes y que los jueces resuelvan los casos en un máximo de 180 días.

Trump propuso estos y otros cambios en un memorando dirigido al fiscal general, William Barr, y al secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, a los que instruyó a tomar medidas en un plazo de 90 días.

En general, el 57 % de los encuestados se mostraron en desacuerdo con cómo el presidente está manejando el asunto de la inmigración, mientras que un 39 % consideró que Trump está obrando de forma adecuada.

Consciente de que es un tema que le da réditos entre su base electoral, Trump ha convertido la cuestión migratoria en una de las prioridades de su Administración, y ha reiterado en numerosas ocasiones que la llegada de inmigrantes a la frontera sur del país supone una crisis humanitaria que debe ser atajada.

Este discurso ha calado especialmente entre los votantes conservadores, según el sondeo.
El 56 % de los republicanos considera que efectivamente existe esta crisis, mientras que el 24 % de quienes se definen como demócratas opina que es real.

La encuesta fue realizada de manera telefónica entre los días 22 y 25 de abril, con una muestra de 1.001 adultos de habla inglesa e hispana, y contempla un margen de error de 3.5 puntos porcentuales.