Cámara de Comercio de Arizona considera a “soñadores” un detonante económico

El vicepresidente de la institución, Garrick Taylor, dijo a Efe que el asegurar que más estudiantes de Arizona se gradúen de las escuelas y tengan acceso a una educación universitaria o superior será lo mejor para el estado

Manifestantes participan en una marcha durante una rueda de prensa del entonces fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, sobre la eliminación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), en las inmediaciones del Departamento de Justicia en Washington DC, en el 2017. Desde entonces se está pidiendo al congreso que apruebe una legislación que les permita a estos jóvenes terminar sus estudios e integrarse como un factor de productividad económica para los estados. Foto Archivo EFE/Tasos Katopodis
EFE

Phoenix, AZ.-  La Cámara de Comercio de Arizona se pronunció a favor de que los beneficiarios de la Acción Diferida (DACA) puedan obtener educación superior pagando matrículas como residentes, ya que estos jóvenes inmigrantes son un detonante económico.

El vicepresidente de la institución, Garrick Taylor, dijo a Efe que el asegurar que más estudiantes de Arizona se gradúen de las escuelas y tengan acceso a una educación universitaria o superior será lo mejor para el estado.

“La Administración y el Congreso deben buscar un terreno común para asegurar el estatus legal de los beneficiarios de DACA y permitirles continuar con la educación posterior”, expresó.

Agregó que la opacidad sobre el tema ha llevado que “personas en este país que están listas para contribuir económicamente” se encuentren “atrapadas en un limbo legal”.

Taylor opinó en la misma línea que el presidente de la Cámara de Comercio estatal, Glenn Hamer, quien también estimó que lo mejor para el estado y la comunidad empresarial es brindar oportunidades a los beneficiarios de DACA.

El titular de la institución manifestó que si el Congreso no puede resolver la situación de los “soñadores”, como se conoce a los jóvenes indocumentados amparados por DACA, instó a los votantes de Arizona a reconsiderar una ley que les permita pagar matrículas como residentes estatales.

“Es preferible una solución federal que ofrezca certeza sobre la cuestión de la residencia en el estado para fines de matrícula, en lugar de una combinación de políticas de estado por estado”, comentó Taylor.

El empresario señaló que la inacción federal ha llevado a los estados a tratar de resolver el problema por su cuenta, en lugar de que desde Washington se alcance una solución duradera y bipartidista.

“Si encontramos una manera para que los estudiantes elegibles para DACA aseguren la educación superior aumentamos sus posibilidades de obtener buenos empleos y lograr una mayor movilidad ascendente”, insistió.

Hamer señaló que Arizona tiene el objetivo de que el 60 % de sus estudiantes obtengan un certificado o título de educación superior para el año 2030.