Jóvenes “soñadores” preparan futuras acciones por los beneficiados con DACA

Grupos de activistas no se mostraron sorprendidos de que quedara fuera la posibilidad de regularizar a los beneficiados con DACA en el debate del presupuesto, que se cerró tras un acuerdo bipartidista que evitó otro cierre administrativo, y que los mantiene en el limbo legal y expuestos a la "maquinaria de deportación" del presidente Trump

Estudiantes latinos beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) sostienen carteles a favor del proyecto Dream Act durante una manifestación convocada por el grupo United We Dream en el parque Lafayette, frente a la Casa Blanca en Washington, DC. Ahora se disponen a iniciar acciones para los beneficiarios de DACA. Foto EFE/Lenin Nolly
EFE

Tucson, AZ.- Los movimientos a favor de los amparados con la Acción Diferida (DACA) alistan futuras acciones, luego de que la situación de estos jóvenes indocumentados quedará al margen de las negociaciones del presupuesto federal recientemente aprobado.

Grupos de activistas no se mostraron sorprendidos de que quedara fuera la posibilidad de regularizar a los beneficiados con DACA en el debate del presupuesto, que se cerró tras un acuerdo bipartidista que evitó otro cierre administrativo, y que los mantiene en el limbo legal y expuestos a la “maquinaria de deportación” del presidente Trump.

“No nos sorprende (…) desde un principio Trump solo ofrecía tres años de permiso para los jóvenes con DACA, esto ni siquiera incluía la posibilidad de renovar estos permisos”, dijo a Efe Karina Ruiz, presidenta de la Coalición del Dream Act (acrónimo en inglés de Educación para Menores Inmigrantes Soñadores) en Arizona.

“Por el momento estamos a salvo hasta fin de año. La Suprema Corte nos dio un respiro al negarse a tomar el caso, por lo que le pedimos a todos aquellos que pueden a seguir renovando sus permisos”, agregó Ruiz.

Indicó que diversas organizaciones a nivel nacional se preparan para luchar en contra de la “maquinaria de deportación” del presidente Donald Trump.

La activista, quien fue parte de una coalición que la semana pasada visitó Washington, expresó preocupación por el incremento de fondos que el presupuesto firmado el viernes pasado por Trump otorga a la Patrulla Fronteriza, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Incluye además 415 millones de dólares en asistencia humanitaria para enfrentar lo que el Gobierno federal califica de “grave crisis” en la frontera sur, así como 4.754 camas adicionales para la detención de inmigrantes indocumentados.

“No queremos que se siga criminalizando a la comunidad, queremos que el Congreso entienda que la solución no es darle más dinero a Trump. Este dinero será utilizado para seguir criminalizando, deteniendo y torturando a nuestra gente”, enfatizó la activista.

Por su parte, organizaciones como Unidos US hizo un llamado para que los congresistas fijen ahora su atención en la aprobación de una reforma migratoria que incluya una solución permanente para los jóvenes soñadores.