Registro de electores latinos aumentó en Arizona pese a que la mitad de ellos no votó

El foro Voto Latino reunió a expertos de Unidos US, Mi Familia Vota, la Universidad Estatal de Arizona (ASU), Latino Public Policy Center, que notificaron a la comunidad sobre el voto latino y su influencia en el mundo de la política durante las pasadas elecciones de medio término

A pesar que activistas y políticos hispanos han realizado campañas para incentivar la presencia e influencia de los latinos en el proceso electoral, el resultado aún está por debajo de las expectativas en muchos estados, como en Arizona, donde la mitad de los electores latinos aptos para votar no lo hicieron en las pasadas elecciones de noviembre de 2018. Foto Archivo EFE/Kamil Krzaczynski
EFE

Phoenix, AZ.- Aunque aumentó el registro del voto latino para las elecciones de noviembre en Arizona, el 50 % de la población hispana elegible no ejerció su derecho, lo que frena la oportunidad de crecimiento para esta comunidad en el estado, según transcendió este jueves en un foro sobre el tema.

El foro Voto Latino reunió a expertos de Unidos US, Mi Familia Vota, la Universidad Estatal de Arizona (ASU), Latino Public Policy Center, que notificaron a la comunidad sobre el voto latino y su influencia en el mundo de la política durante las pasadas elecciones de medio término.

Especialistas reconocieron que en Arizona aún existen obstáculos que no permiten que la jornada electoral sea exitosa, como es el tiempo dado para registrase en las votaciones, que los activistas enmarcan como insuficiente.

“Aunque logramos un progreso en estas elecciones del 2018, aún tenemos que hacer cambios para controlar nuestro destino”, señaló a Efe David Adame, presidente de Chicanos Por La Causa (CPLC).

El activista agregó que “somos el 35 % de la población en Arizona, y en las escuelas se deja ver la presencia latina”.

Los panelistas reconocieron que gran parte de la comunidad hispana es de bajos recursos y no todos tienen acceso a la educación superior, lo que los coloca en desventaja a la hora de decidir sobre sus representantes por medio del voto.

Pero también estuvieron de acuerdo en que existen muchos aspectos positivos que se vivieron en las elecciones del 6 de noviembre, donde se eligió a senadores, miembros de la Cámara de Representantes y gobernadores.

“Sí existen muchos aspectos positivos, participaron más grupos de apoyo, algunos nuevos miembros demócratas del Congreso fueron elegidos gracias a los latinos, y eso se hizo saber cuando se contabilizaron los últimos votos en los distritos latinos que le dieron el triunfo a mujeres y a demócratas por una mínima diferencia”, detalló a Efe Carmen Cornejo, presidenta saliente del consejo de CPLC.

Otro de los grandes avances en las pasadas elecciones fue la votación anticipada (conocida como “early voting”), que aumentó un 100 % en Arizona, actividad que, aseguran los analistas, tendrá persistencia a futuro ya que son actividades que se solidifican con la práctica.

Otro de los puntos tratados fue la correlación entre el voto latino y la importancia del Censo de Estados Unidos, porque a través de éste se hace el lineamiento de los distritos electorales.

Los panelistas señalaron que se espera que Arizona sea uno de los estados que podrá ganar distritos congresionales, de uno hasta dos, en las elecciones de 2020, pero se requerirá de la participación ciudadana a través del censo.

Adame mencionó que ya es tiempo de volver a tener otro gobernador hispano en Arizona, así como otros latinos en puestos de “empoderamiento” gubernamental.

“Tenemos que preparar a la gente, es parte de una estrategia y además preparar candidatos. Tenemos los recursos para empoderar a la gente políticamente, tenemos una voz muy grande y es nuestro tiempo”, aseguró el presidente de CPLC.