Trump insiste en muro en la frontera con México a través del que pueda verse

"(La idea de) un muro de hormigón NUNCA SE ABANDONÓ, como han informado los medios de comunicación. Algunas áreas serán todas hechas de hormigón, pero los expertos de la Patrulla Fronteriza prefieren un muro que se pueda ver a través (lo que hace posible ver lo que está sucediendo en ambos lados)", señaló Trump en Twitter

Vista de una grúa de construcción junto a una sección del muro fronterizo entre Estados Unidos y México, en San Diego, California. El presidente Trump vuelve sobre la idea de que el muro sería de concreto y que pueda verse al otro lado de la frontera, luego de insinuar que podría ser una valla. Foto Archivo EFE/ David Maung
EFE

Washington, DC.-  El presidente Donald Trump insistió hoy en que por el muro que pretende construir a lo largo de la frontera con México pueda verse a través desde Estados Unidos, tal como le han recomendado expertos de la Patrulla Fronteriza (CBP, en sus siglas en inglés).

“(La idea de) un muro de hormigón NUNCA SE ABANDONÓ, como han informado los medios de comunicación. Algunas áreas serán todas hechas de hormigón, pero los expertos de la Patrulla Fronteriza prefieren un muro que se pueda ver a través (lo que hace posible ver lo que está sucediendo en ambos lados)”, señaló Trump en Twitter.

“¡Tiene sentido para mí!”, añadió el mandatario.

Trump hizo estas declaraciones después de que este domingo el diario Los Angeles Times publicase una entrevista con el jefe saliente de Gabinete del mandatario, John Kelly, en la que el ex-militar reconocía que la construcción que se pretende levantar en el linde no es realmente un muro.

“Para ser sincero, no es un muro”, dijo Kelly al medio angelino.

Desde junio de 2015 cuando anunció su candidatura a las elecciones, el muro fronterizo ha sido una promesa y un emblema de las polémicas ideas nacionalistas y sobre inmigración de Trump.

De hecho, su actitud inamovible respecto a esta cuestión, sumada a la negativa de los demócratas en el Congreso, ha llevado a un cierre parcial de la Administración estadounidense, que entró hoy en su décimo día.

En concreto, la parálisis afecta a agencias de diez departamentos del Ejecutivo, incluyendo Transporte y Justicia; así como a decenas de parques nacionales, que suelen ser una gran atracción turística.

El cierre también perjudica a 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales, que no cobrarán mientras permanezca cerrado el Gobierno y están a expensas de la aprobación de un presupuesto.

En marzo, Trump inspeccionó ocho prototipos que se construyeron en un terreno entre Otay Mesa (EE.UU.) y Tijuana (México) y dio ya a conocer algunas de sus preferencias: que tenga hormigón o acero en su parte superior y que permita cierta visibilidad del lado mexicano de la frontera.