El Gobierno mexicano deporta a 204 migrantes hondureños

De acuerdo con el Inami, los dos centenares de migrantes de origen hondureño "tenían una condición de estancia irregular en México"

Un total de 204, migrantes hondureños que habían entrado de manera irregular a México, fueron deportados el pasado domingo 14 de abril, informó el INAMI. Entre ellos había varios niños. Muchos otros esperan por la visa humanitaria que les permite transitar y trabajar en México durante un año. Foto archivo EFE/Luis Villalobos
EFE

Ciudad de México, México.- El Gobierno mexicano deportó a Honduras a 204 migrantes de este país, entre los que se encontraban menores de edad, que fueron regresados por vía aérea, informó este domingo el Instituto Nacional de Migración (Inami).

“Este día se realizó el retorno de 204 personas extranjeras a su país de origen; la mayoría eran familias que viajaban con menores de edad”, detalló la institución mediante un comunicado.

De acuerdo con el Inami, los dos centenares de migrantes de origen hondureño “tenían una condición de estancia irregular en México”.

Este grupo de migrantes fue trasladado por vía aérea desde la ciudad de Minatitlán, en el oriental estado de Veracruz, hacia la hondureña San Pedro Sula, cerca de la frontera con Guatemala, tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Honduras.

En su comunicado, el Inami sostuvo que cumplió “con las normas y procedimientos migratorios vigentes”.

Una nueva caravana migrante, conformada por al menos 800 migrantes, cruzó el viernes 12 de madrugada la frontera entre Guatemala y México de manera irregular.

El Inami informó entonces que “un grupo de aproximadamente 350 personas irrumpió de manera violenta en la frontera” puesto “rompieron el candado que cierra la reja fronteriza” y luego se le sumaron más personas, hasta ser unos 800 en total.

El nuevo Gobierno mexicano, liderado por Andrés Manuel López Obrador desde el 1 de diciembre, creó una visa especial por razones humanitarias que autoriza a los migrantes centroamericanos entrar y trabajar en México.

Sin embargo, varios grupos de migrantes han accedido al país sin cumplir el trámite de esperar en la frontera con Guatemala para que las autoridades mexicanas les entreguen esta tarjeta.

En octubre de 2018, miles de centroamericanos -en su mayoría hondureños y salvadoreños- abandonaron sus países en distintas caravanas y atravesaron México con el afán de llegar a Estados Unidos y solicitar asilo, en un éxodo que causó choques diplomáticos entre ambos países.