Exjefe de USCIS ve difícil un pacto sobre DACA y TPS entre Trump y demócratas

"El presidente entiende bien que su base de apoyo más sólido consiste en personas agresivamente opuestas tanto a DACA como a TPS", dijo en entrevista con Efe el director de la agencia federal entre 2014 y 2017

Un grupo de "soñadores" (jóvenes indocumentados beneficiados por la Acción Diferida) llega a Washington DC en una de las múltiples protestas ante la Casa Blanca y el Congreso para pedir su legalización migratoria sin tenerlos como rehenes en las negociaciones políticas. Foto EFE/Archivo
EFE

Los Ángeles, CA.- El exdirector del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) León Rodríguez es pesimista sobre un acuerdo del Estatus de Protección Temporal (TPS) y la Acción Diferida (DACA) en las actuales negociaciones entre el presidente Donald Trump y los demócratas, para mantener abierto el Gobierno.

“El presidente entiende bien que su base de apoyo más sólido consiste en personas agresivamente opuestas tanto a DACA como a TPS”, dijo en entrevista con Efe el director de la agencia federal entre 2014 y 2017.

Por este motivo duda seriamente de que Trump vaya a otorgar una “vía a la ciudadanía” a estos dos grupos de inmigrantes, que suman más de un millón de personas entre “soñadores” y “tepesianos”, como popularmente se les conoce, una de las peticiones de los demócratas.

Estos dos grupos de inmigrantes se han convertido en uno de los principales elementos de negociación de Trump para lograr fondos para construir su ansiado muro fronterizo con México.

Los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes, se niegan a dar esa partida a Trump, quien a su vez se niega a firmar un presupuesto que no incluya 5.700 millones para su muro, lo que llevó a cerrar parcialmente la Administración federal durante 35 días, el más prolongado en la historia del país.

En una de sus últimas propuestas antes de renunciar temporalmente a mantener cerrado el Gobierno, Trump llegó ofrecer a los demócratas tres años más de protección migratoria para estos migrantes, aunque para Rodríguez este ofrecimiento no sería de gran “ayuda” para los migrantes.

Para este abogado, no es una “propuesta muy buena” pues no se espera una pronta decisión de la Corte Suprema sobre DACA ni TPS, por lo que las suspensiones judiciales de las órdenes del Gobierno de no renovar los permisos de amparo a estos migrantes seguirán vigentes mientras tanto.

En las próximas tres semanas, demócratas, republicanos y la Casa Blanca deberán renegociar un nuevo presupuesto federal que evite un nuevo cierre parcial de la Administración y se espera que la protección a “soñadores” y “tepesianos” siga sobre la mesa.

El exdirector de USCIS durante el gobierno de Barack Obama (2009-2017) recordó que fueron las acciones “desafortunadas” de Trump las que pusieron fin al amparo a cerca de 690.000 jóvenes indocumentados llegados al país cuando eran niños y unos 430.000 protegidos por el TPS, en su mayoría centroamericanos.

El abogado es uno de los exfuncionarios que mejor conoce estos programas, pues en sus cuatro años al frente de USCIS supervisó la renovación de TPS y DACA, y cree que estos dos grupos se merecen la oportunidad de obtener una legalización permanente que les permita en algún momento acceder a la ciudadanía.