Estados Unidos inaugura programa de retorno a México de solicitantes de asilo

El arribo de la funcionaria al puerto de entrada de San Ysidro responde al inicio de este programa piloto, denominado Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), que inició con la vuelta a México de un hondureño nombrado Carlos, cuya solicitud de asilo fue procesada desde ayer por autoridades migratorias

La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, habla durante una rueda de prensa ofrecida el martes 20 de noviembre de 2018, en playa Imperial de San Diego, California. La funcionaria anunció el 29 de enero de 2019 la entrada en vigor de la nueva política de su gobierno para devolver a México a los solicitantes de asilo mientras esperan respuesta a sus casos. Foto EFE/Rafael Salido
EFE

San Diego, CA.- El Gobierno de Estados Unidos comenzó este martes 29 de enero la aplicación de un programa de retorno a México de migrantes centroamericanos solicitantes de asilo con el regreso de un hondureño y la presencia en la frontera de California de la Secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

El arribo de la funcionaria al puerto de entrada de San Ysidro responde al inicio de este programa piloto, denominado Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), que inició con la vuelta a México de un hondureño nombrado Carlos, cuya solicitud de asilo fue procesada desde ayer por autoridades migratorias.

Los migrantes que pidan asilo a Estados Unidos permanecerán en el país vecino mientras se procesa su petición.

Nielsen llegó a San Diego, California, para “asegurar que (los) inmigrantes son protegidos en base a las obligaciones internacionales y estadounidenses, a la par de abordar la crisis en la frontera sur”, según su oficina de prensa.

Bajo este programa, México recibirá diariamente a grupos de aproximadamente 20 migrantes centroamericanos que cumplan con requisitos establecidos anteriormente, tales como ser adultos, no ser menores no acompañados y no tener historial criminal o problemas de salud.

“MPP traerá orden a los caóticos flujos de inmigración, restaurará la integridad del sistema migratorio de Estados Unidos y permitirá que el Departamento de Seguridad Nacional enfoque sus recursos en individuos que están huyendo de la persecución, mientras que hace rendir cuentas a individuos que están haciendo peticiones falsas de inmigración”, se lee en un comunicado.

Nielsen se reunió en San Diego con oficiales de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para agradecerles su labor, de acuerdo con lo expuesto en la cuenta de Twitter de la funcionaria.

Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos en San Diego, expuso a Efe que pudo hablar con Carlos.

“Él entró ayer (al puerto de San Ysidro) aproximadamente a las 10 de la mañana. Como a las 2 de la tarde le comentaron que él iba a ser parte de este programa y hoy más o menos a las 11 de la mañana es cuando lo regresan a México”, precisó el activista.

Ríos criticó que nunca se le cuestionara a la persona sobre si tenía temor de estar en el sur de la frontera.

Para Ríos, el programa parece improvisado pues, a su juicio, “ni Estados Unidos ni México están suficientemente preparados para lo que significa el retorno de personas”.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) adelantó que evaluará la implementación de este plan antes de ejercer acción legal contra el Gobierno, dadas las preocupaciones que según los activistas existen sobre su legalidad.