Activista Vargas se alegra de fallo de la Corte sobre DACA, pero siente falta de acción legislativa

DACA DACA otorga un amparo de la deportación a “dreamers” que demuestren que están en Estados Unidos desde antes del 15 de junio de 2007, carecen de antecedentes criminales y hayan tenido menos de 30 años antes del 15 de junio de 2012. Foto EFE/Archivo

TUCSON, AZ. El codirector de la Dream Action Coalition, César Vargas, afirmó hoy que la decisión de la Corte Suprema de rechazar la petición de la Administración Trump para que revisase con carácter de urgencia el futuro del programa DACA le produce una sensación “agridulce”.

Para Vargas, si bien, por un lado, se alegra de que los jóvenes “soñadores” tengan la oportunidad de renovar sus permisos con esta decisión, por otro ve con tristeza que el Congreso no actúe para resolver la situación de estos inmigrantes indocumentados llegados en la infancia quizás hasta el año 2020.

“La Corte Suprema le está dando más tiempo al Congreso para actuar, necesitábamos esta decisión, la urgencia de la fecha límite de marzo 5 ya no existe”, dijo Vargas en una entrevista con Efe.

Indicó que esta decisión es positiva porque le quita de las manos al presidente Donald Trump la posibilidad de usar como “pelota política” la vida y el futuro de los jóvenes soñadores para impulsar medidas como la construcción de un muro fronterizo y la eliminación de la lotería de visas y de ciertas visas de reunificación familiar.

El abogado explico que la decisión de la Suprema Corte mantiene con vida el programa de DACA permitiendo a los jóvenes que ya tienen este amparo migratorio poder renovar sus permisos.

“La realidad política es que aunque tengamos más tiempo, veo que no tendremos una solución política hasta después de las elecciones del 2018 o quizás del 2020”, dijo el activista.

En su opinión, este es el aspecto “agrio”, pues mientras tanto continuarán los esfuerzos de la presente administración de mantener las deportaciones y nuevamente no se pudo aprobar la “Dream Act”.

“Esperamos que el caso llegue a la Suprema Corte quizás hasta también el 2020”, enfatizo Vargas.

Indicó que nunca se ha cuestionado si el presidente Trump tiene o no el poder de terminar con DACA, pero es claro que debe de seguir un proceso legal para hacerlo.

“El mensaje para la administración es que no pueden terminar un programa solo por racismo y discriminación”, finalizó.