Dos representantes demócratas de la Cámara de Representantes, el reelegido James McGovern, y el recién elegido Jesús “Chuy” García, abogaron por defender los programas migratorios de Acción Diferida (DACA) y de Estatus de Protección Temporal (TPS) con su nuevo control en la Cámara Baja.

A finales de junio, los líderes republicanos de la Cámara Baja fracasaron de nuevo en aprobar una ley migratoria con la que pretendían dar un camino a la ciudadanía a 1,8 millones de jóvenes indocumentados, pero también recortar la inmigración legal y dotar de financiación la construcción del muro con México