Para Vargas, si bien, por un lado, se alegra de que los jóvenes “soñadores” tengan la oportunidad de renovar sus permisos con esta decisión, por otro ve con tristeza que el Congreso no actúe para resolver la situación de estos inmigrantes indocumentados llegados en la infancia quizás hasta el año 2020

La inmigrante indocumentada aseguró que desde que denunció el abuso el pasado mes de noviembre ha sido blanco de constante acoso y represalias y que ha sido enviada constantemente a confinamiento solitario por periodos de hasta 60 horas, la última vez el pasado 12 de febrero