Los jóvenes beneficiados por la Acción Diferida (DACA) presentan sus “desafíos y confusión” ante la posibilidad de perder su presencia legal el próximo 5 de marzo, fecha establecida por el presidente Trump para cerrar este programa creado en 2012 por Barack Obama para protegerlos de la deportación

De acuerdo a la cancillería ecuatoriana, en nueve casos, Estados Unidos justifica la medida porque “carecen de documentos de migración”, en otros cinco por “conducción bajo los efectos del alcohol”, cuatro por “delitos”, otras dos con faltas o infracciones que no han sido reportadas y “para 19 personas no se aporta información del motivo de la expulsión”