Hondureños y Nicaragüenses deben re-inscribirse al TPS antes del 13 de febrero para garantizar su estatus legal

Formularios TPS Hondureños y Nicaragüenses se re-inscriben en el TPS en la organización CARECEN para asegurar su estado migratorio en el país. Los nuevos formularios presentan algunos cambios que abogados expertos consideran no son relevantes. La fecha límite es el 13 de febrero de 2018. Foto archivo Inmigración.com

WASHINGTON .- La confusión generada con el cruce de informaciones sobre la situación del Estatus de Protección Temporal, TPS para hondureños, y las avalanchas de noticias sobre las expectativas a futuro de este beneficio legal, han opacado la notificación oficial emitida por el Departamento de Seguridad Nacional, DHS, en el Registro Federal donde llama a los hondureños a re-inscribirse al beneficio migratorio antes del 13 de febrero.

Aunque la agencia federal había notificado sobre la revalidación automática de las tarjetas -por seis meses más hasta el 4 de julio de 2018, mientras se toma una decisión sobre el TPS para los miles de hondureños, el memorando publicado el 15 de diciembre en el Registro Federal esclarece los lineamientos para el proceso en curso.

“En nuestra oficina hemos trabajado con el TPS por más de 12 años apoyando en el proceso de re-inscripción, y tenemos una cantidad de clientes hondureños y salvadoreños a los que les hemos ayudado a completar el trámite en cada llamado, pero esta vez nos están llamando con mucha confusión por lo que ven en las noticias”, explica a Inmigración.com Nelson Zavaleta, de una oficina de servicios en Alexandria, Virginia.

Nelson Zavaleta, proveedor autorizado para servicios de renovación de TPS en Alexandria, Virginia, recomienda a hondureños y nicaragüenses hacer el trámite completo (re-inscripción y permiso de trabajo) como en años anteriores. El plazo vence el 13 de febrero de 2018. Foto Inmigración.com / Tomas Guevara

Este proveedor autorizado agrega que muchos de sus clientes están llamando para confirmar si deben pagar todos los montos o solo parte, pero su respuesta es que la mejor garantía es hacer la re-inscripción como lo estipula la publicación del memorando y cumplir los mismos requisitos de las veces anteriores con los pagos requeridos por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, USCIS.

Para el director del Centro de Recursos para Centroamericanos, CARECEN, Abel Núñez,  el grado de confusión se ha dado por las decisiones intermedias tomadas por la administración de Donald Trump durante las alternancias en la dirección de DHS, que pasó de manos de la secretaria interina, Elaine Duke, a la titular confirmada por el Senado para el cargo, Kirstjen Nielsen, a principios de diciembre.

“Con Honduras no se hizo decisión porque era la transición de la secretaria de seguridad interna, y la ley del TPS estipula que si no hay ninguna decisión por DHS, los permisos se extienden automáticamente por seis meses. Entonces con la publicación (15 de diciembre) lo que se indica es que se ha extendido el permiso de trabajo, pero todavía tienen que renovar el TPS (permiso de estancia legal en el país)”, explica Núñez.

Sin embargo, el abogado José Lagos, con amplia experiencia en el tratamiento de casos de TPS –desde la puesta en vigencia de esta Ley a principios de la década de 1990- aclara que la Ley de TPS y los reglamentos de DHS,  la revalidación automática solo surte efecto por 60 días, es decir que cada beneficiario deberá realizar el trámite completo (permiso de trabajo y estatus legal) antes del 13 de febrero, y esperar su nueva tarjeta.

DHS deberá notificar antes de julio la decisión final sobre TPS para hondureños. “En la historia de este estatus ya ha habido concesiones de 6 meses y de 1 año, así que en cuanto a la duración se podría ver como una cuestión técnica”, agrega el abogado Lagos.

En un comunicado difundido por USCIS antes de la fiestas navideñas se explicó que la agencia federal expedirá nuevas tarjetas de autorización de empleo, EAD, por sus siglas en inglés, a los hondureños que se re-inscriban oportunamente antes de la fecha límite indicada en el memorando.

Como en años anteriores, los hondureños y nicaragüenses deben llenar sus re-inscripciones de TPS. El plazo fijado por DHS para hacer el trámite es el 13 de febrero de 2018./ Foto archivo Inmigración.com / Tomas Guevara

Especifica que “Debido a los plazos relacionados con el procesamiento de las solicitudes de reinscripción de TPS, DHS reconoce que no todas las personas que se reinscriban recibirán un nuevo EAD (tarjeta de permiso de trabajo) antes de que venza su EAD actual el 5 de enero de 2018. Por consiguiente, DHS ha extendido automáticamente la validez de los EAD expedidos para la designación de Honduras por 180 días adicionales, hasta el 4 de julio de 2018”.

Esta decisión estaría más relacionada con el anuncio hecho en noviembre del año pasado, cuando la entonces secretaria Duke, anunció que no tomaría una decisión del TPS de Honduras en aquel momento. Según el proceso de operación del estatus TPS, esta posposición extiende automáticamente la actual designación del TPS de Honduras durante seis meses, hasta el 5 de julio de 2018. A la vez exhorta a cumplir con el periodo de reinscripción como señala el memorando publicado en diciembre.

En este punto el abogado José Lagos aclara que hay que leer con detenimiento el memorando del 15 de diciembre, para esclarecer las dudas, que sí hay una decisión tomada y que los trabajadores hondureños amparados con el TPS deben completar el trámite tal como lo hicieron en ediciones anteriores.

“En el Registro Federal explica que la única manera en que esos permisos sean considerados vigentes es con los recibos demostrando la reinscripción (antes del 13 de febrero).  El permiso en sí, solo, no podrá ser considerado extendido con copia del memorando,  como se estilaba antes.  En la parte referente al permiso, indican a los empleadores como identificar si un permiso tiene la extensión automática… En este caso si hubo una “decisión” y fue la de dar 6 meses mas”, explica el abogado José Lagos.

Por lo tanto los hondureños beneficiarios del TPS deben asegurar su reinscripción con los formularios y los pagos tal como lo hicieron en las ediciones anteriores, exhorta.

En el paquete enviado a USCIS deben ir los $410 dólares por el permiso de trabajo y los $85 por la captura de datos biométricos. Con la acusación de envío del paquete al centro de procesamiento de USCIS, los beneficiarios podrán mostrar a sus empleadores que tienen el trámite en curso, mientras llegan las nuevas tarjetas; “esa es una forma de demostrar que está en curso la  revalidación”, puntualiza el abogado.

CARECEN emitió un comunicado de prensa este martes dos de enero donde anuncia la importancia de re-inscribirse en el beneficio en el periodo anunciado por DHS, no solo para hondureños, cuya revalidación les cubrirá hasta el 5 de julio de 2018, sino también para nicaragüenses que deben registrarse para estar amparados legalmente en el país hasta el 5 de enero de 2019, con un último TPS.